Videoinstalación Arnasa (2020) - Museo de Bellas Artes de Bilbao

La obra invitada

23-03-2022 • 26-06-2022

Videoinstalación Arnasa (2020)

Maider López

Sala 33

Sala 33, 23 de marzo-26 de junio/2022
Patrocina Fundación Banco Santander

Museo de Bellas Artes de Bilbao, 23 de marzo de 2022.- El programa La Obra Invitada propone en su 66 edición una cita artística inédita al ofrecer la relectura de Arnasa, una instalación de luz que la artista Maider López creó en 2020 por encargo del museo y de la Fundación Banco Santander. La obra estuvo activa las noches del 04 de junio de 2020 al 1 de enero de 2021. Los transeúntes pudieron contemplar la “respiración” del museo desde el exterior, mediante la iluminación gradual de sus galerías y espacios.

Paralelamente, la artista trabajó en la grabación del material para la videoinstalación que ahora, y hasta el próximo 26 de junio, se da a conocer por vez primera en la sala 33 del museo. Frente al carácter efímero de la instalación de luz, esta videoinstalación de tres canales de video sincronizados y sonido ambiente de 16 min 26 s duración en loop, ocupa tres paredes y muestra las salas del museo encenderse y apagarse de forma sucesiva y continua, al tiempo que las obras de arte y los elementos arquitectónicos aparecen y desaparecen ante el espectador al ritmo lento y constante de una respiración.

La obra fue adquirida en el marco de las ayudas extraordinarias del Departamento de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco para la compra de obras de arte a artistas vivos. Se trata de un programa gestionado por el Museo de Arte Contemporáneo del País Vasco, Artium Museoa, por el Museo de Bellas Artes de Bilbao y por el Centro Internacional de Cultura Contemporánea Tabakalera, y que constituye el fondo patrimonial denominado Colección compartida.

Arnasa

La video instalación Arnasa surge a partir de la instalación del mismo nombre realizada en el Museo de Bellas Artes de Bilbao durante las noches del 4 de junio de 2020 al 1 de enero de 2021.

La luz en el interior del edificio se enciende y apaga gradualmente al ritmo calmado y constante de la respiración. La luminosidad sale del edificio por las ventanas y cristaleras, expandiendo el museo, conectando el interior y el exterior. La variación de la intensidad de la luz se ve desde la calle y el transeúnte puede percibir como el interior del museo desprende luz, dando la sensación de que respira.

Todas las salas del museo se encienden y apagan al mismo tiempo de forma gradual. El museo entero respira como una unidad y así lo deja ver en cada una de sus diferentes fachadas, que muestran la luz detrás de las paredes dando movimiento al edificio.

La transición paulatina de luz a oscuridad y viceversa dura 8 segundos y entre cada transición de luz hay un momento de quietud (luz u oscuridad) de 4 segundos. La sensación de que el edificio respira viene dada por los tiempos y similitudes con la frecuencia respiratoria a través de la inspiración (transición a luz), retención del aire o apnea (breve quietud de la luz), espiración (transición de luz a oscuridad) y apnea (oscuridad), así como la constante continuidad de estas fases.

El proyecto toma en cuenta el contexto determinado en el que fue creado, la crisis sanitaria de la covid-19. Una pieza hecha para ser vista desde la calle, para mirar el museo desde fuera e integrarlo en la ciudad.

El museo, aún cerrado, está vivo. Cuando visité el museo cerrado durante dos meses por el confinamiento, sentí como las obras permanecían ahí, aunque nosotros no estuviéramos.

Una potente sensación de vida, de que el museo contribuye aun estando cerrado, como un jardín al que no tenemos acceso ni podemos ver o disfrutar de una manera directa, pero que sus árboles y vegetación contribuyen a la vida en común a través del aire, de las abejas que los visitan, etc.

La video instalación Arnasa está formada por tres canales sincronizados, proyectados cada uno en una pared. En los tres la luz se enciende y apaga con precisión en el mismo momento, trasladando el ritmo de luz de la película a la sala en la que se expone.

Elementos arquitectónicos y obras de arte aparecen y desaparecen a un ritmo lento y constante. Un zócalo, una pared de ladrillo y el personaje de un cuadro se pierden lentamente en la oscuridad para, después de una pausa, volver a aparecer gradualmente con la luz. Los planos se van abriendo del detalle a lo general hasta, mostrar las salas, y del interior del museo al exterior. A lo largo de la película se mantiene un ritmo constante de transición de oscuridad a luz y de luz a oscuridad, dando la sensación de que los cuadros, las esculturas, las escaleras, las puertas, el edificio, el museo respiran.

Al mismo tiempo, otros dos canales muestran desde el exterior planos fijos de dos fachadas diferentes del museo.

Maider López

Maider López

Su trabajo se ha desarrollado internacionalmente a partir de acciones e intervenciones que tienen como punto de partida la arquitectura y el espacio público, y proponen al espectador nuevas formas de percibir y de relacionarse con el entorno. Sus obras requieren a menudo de la participación del público, al que involucra haciéndole parte de un espacio sutilmente alterado.
Su obra ha sido ampliamente expuesta nacional e internacionalmente. Ha participado en las bienales de Venecia 2005 (The Experience of Art, 51 Biennale di Venezia), Sharjah 2009 (Provisions for the Future, Sharjah Biennial 9, United Arab Emirates) y Estambul 2013 (Mom, am I a Barbarian, 13th Istanbul Biennial).

Ha participado en exposiciones como: KØS Museo de Arte en espacios públicos, Dinamarca (Hummings, 2021); Museo de Bellas Artes de Bilbao (Arnasa, 2020); Statens Konstrad, Suecia (Art is happening, 2019); Prospect 4. Contemporary Art Triennial. New Orleans (2017), Galería Espacio Mínimo, Madrid (Zoom in, 2017); Matadero Madrid (1645 Tizas, 2016); Koldo Mitxelena Kulturunea, San Sebastián, y MARCO, Vigo (Desplazamiento, 2015 y 2016); Les Ateliers de Rennes, 4ª Biennale d'Art Contemporain, Rennes, Francia (Play Time, 2014); Lower Austria Contemporary (Mountain, 2013); SKOR. Foundation Art and Public Space y Witte de With Contemporary Art, Países Bajos (Polder Cup, 2010); Centre Pompidou-Metz, Francia (Eclats, 2010); SCAPE, Christchurch Biennial of Art in Public Space, Nueva Zelanda (2008); Guggenheim Bilbao (Chacun à Son Goût, 2007) o Caixa Forum Barcelona (Columnes, 2006), entre otras.

Licenciada en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco, Maider López (San Sebastián, 1975) cursó estudios de postgrado en el Chelsea College of Arts de Londres.

Información complementaria

Encuentro virtual mantenido el 14 de agosto de 2020 entre Hans Ulrich Obrist, director artístico de las Serpentine Galleries de Londres; Miriam Alzuri, conservadora de Arte Moderno y Contemporáneo del museo; y Maider López, artista.

En nuestro canal de YouTube