Exposición: Mirada múltiple - Museo de Bellas Artes de Bilbao

Finalizada

30-06-2006 • 24-09-2006

Mirada múltiple

Sala BBK

Mirada Múltiple es una exposición realizada con fondos del Museo de Bellas Artes de Bilbao, tanto propios como en depósito. Comprende obra internacional –ni española ni vasca– de la segunda mitad del siglo XX y su título alude a la variedad de movimientos artísticos que se produjeron después de terminada la II Guerra Mundial.

La muestra ha permitido sacar a la luz un material artístico que normalmente no está en exhibición –sobre todo la obra sobre papel– y que pone de relieve la riqueza de fondos del Museo. Se acompaña de piezas que sí es habitual encontrar en la sala de arte contemporáneo.

Con esto, se ofrece al visitante un atractivo recorrido por el fecundo y variado período artístico que se cerró con el siglo y en el que convivieron la Abstracción con el Realismo y la Geometría con el Arte Informalista de materia, mancha y caligrafía gestual.

El conjunto de las obras seleccionadas, de distinta naturaleza –óleos, esculturas, dibujos y grabados– permite acercarse a los movimientos más importantes que se desarrollaron entre 1945 y 2000, con lo que la exposición adquiere un carácter recopilatorio y didáctico.

 

SALA I

Dividida en ocho salas, se abre con obras realizadas en esos años por dos figuras históricas de la primera mitad del siglo relacionados respectivamente con el surrealismo y el cubismo, como son Man Ray y Jacques Lipchitz, con cuyo último expresionismo centrado en la figura humana se ha puesto en relación a Francis Bacon, el más influyente autor figurativo del período.

SALAS II

El surrealismo tardío de Matta, a continuación, enlaza con los expresionistas abstractos del grupo CoBrA (Appel y Alechinsky) y sus imágenes visionarias e irracionalistas. La abstracción lírica o el informalismo gestual de artistas europeos como Hartung, Vieira da Silva, Bram van Velde, Manessier y Vedova, se enfrentan a la pintura del americano Motherwell, uno de los más refinados expresionistas abstractos.

SALA III

Todo ello se presenta en contraste con algunos ejemplos de su contemporánea, pero antagónica, abstracción geométrica (Bill, Munari) y su derivación cinética (Vassarely, Le Parc), preocupadas por la creación de estructuras universales y objetivas, o por la influencia de la obra de arte en su entorno físico y los problemas de su percepción.

SALAS IV y V

El pop-art, reúne manifestaciones tanto británicas como americanas (Hockney, Kitaj, Blake, Dine, Rosenquist, Rivers, Segal) con su atención a la iconografía popular y de consumo, la singular obra de Christo entre el pop-art y el arte conceptual, la influyente figura de Beuys, referencia mayor del arte conceptual y el penetrante lirismo de Twombly.

SALA VI

Continúa la selección con ejemplos relevantes de la figuración neo-expresionista de alemanes y austriacos (Baselitz, Penck, Lüpertz, Immendorf), llena de alusiones a su historia inmediata y de énfasis expresivo.

SALAS VII y VIII

En las últimas salas se muestran las coetáneas y poéticas propuestas transvanguardistas italianas (Cucchi, Paladino, Merlino), destiladas de su complejo universo cultural (Sala VIII), no sin una parada en tres importantes figuras americanas, más o menos cercanas a una abstracción geométrica y al mundo del minimal-art en diferentes estados de su desarrollo (Noland, Stella, Serra) (Sala VII), y en el realismo del inglés John Davies, heredero del peculiar humanismo británico por una parte, y por otra seguidor del movimiento hiperrealista.